Capitalidad de españa

La capital era itinerante antes de asentarse en Madrid.

Corona Catalano-Aragonesa:

Condado de Barcelona y Zaragoza

Castilla:

Toledo, ciudad imperial durante pocas décadas, Valladolid, capital judicial; Granada, otra capital judicial con competencias al sur del tajo; pero ninguna de estas era capital legislativa puesto que ésta se convocaba en Alcalá de Henares, Ciudad Real, Toro, Madrid o donde le viniera mejor al rey. También podían ejercer como cortes Sevilla, Córdoba o Segovia entre otras porque mantenían la corte itinerante, bien fuera visitando la red de palacios reales o alcázares.

El traslado de la capital a Madrid se produciría durante el reinado de Felipe II.