Comida de los dioses

Un plato de teórico origen sumerio, simple preparación. Se desconoce la antigüedad por lo que puede que sea más antigua la tradición de elaboración este plato que la propia Sumeria.

Este producto es un grano específico para elaborar el plato, se obtiene en las carnicerías árabes.
Hay que verter dos tazas de grano de bulgur con cuatro tazas de agua y cuando empiece a hervir bajar el aporte de calor hasta que se evapore el agua, lavar con agua fria y reservar.
Se deben picar bien todos los ingredientes: cebolla, cebollinos, menta y reservar juntos, agregar piñones o nueces picadas también es una opción válida, aderezar con una cucharada pequeña de pimienta negra y una de sal, una de canela, otra de comino y medio limón exprimido(también se puede cambiar la canela y el comino por pimienta árabe siete en uno o cinco en uno).

Mezclar bien los productos anteriores con seiscientos gramos de carne de vacuno o cordero procedente del holocausto animal es perentorio para desarrollar esta receta. Después se presiona con las manos junto al bulgur para conseguir una mezcla homogénea, es aconsejable apretar la amalgama cerrando el puño.

En este punto la bandeja debe estar engrasada con mantequilla y la mezcla homogénea dispuesta encima. Se realizan cortes como si ya estuviera hecho.
Agujeros en el centro del cuadrado.

Mantequilla en los agujeros realizados.

Introducir al horno 45 ó 50 minutos.
Kepi, kibhé. Se acompaña con cebollinos crudos cortados en cuatro gajos iguales y un recipiente con aceite de oliva para mojar pan en él.